amuletos

Laynie Browne

Buenos Aires - 2018

180 páginas, 21 x 14

ISBN 978-987-3760-93-8

Prólogo

Ron Silliman

Traducción

Patricio Ferrari

Graciela S. Guglielmone

El bosque de la noche

Ella vio llegar un hombre en sombrero con una cinta y saco. Caminaron lado a lado durante el resto del fin de tarde al borde de una flor estampada en relieve, o así parecía, rozando ligeramente las esporas de helecho y tocando la chicharra. Varios empleados a lo largo del camino abrieron sus oficinas y susurraron a través de las campanas de Canterbury que ella debía rendirse. Pronto habían pasado por la ciudad estampada y se aproximaron al campo. Estaba confundida cuando él le preguntó si prefería pasar la noche en el bosque, o pasar por el bosque a la noche, o pasar el bosque por completo. El vestido de seda blanca bordado en oro ya se había impregnado del lugar. Botas de satén azul, embarradas. ¿El bosque tiene que formar parte de la frase? Preguntó ella. Por supuesto, contestó él, puesto que nadie ha entrado al cuento excepto aquellos que entran en todas partes.

(fragmento de: Monedero de la sirena, 2005)

TU DOSIS DE TELAS DE ARAÑA, Prólogo de Ron Silliman

(fragmento)

Los poetas que llegaron a su madurez en la década del 1990 eran distintos a sus antecesores. Fueron los primeros de una generación de poetas genuinamente diversos y los primeros en publicarse mayoritariamente mujeres. En muchos casos, fueron también la primera generación de poetas para quienes el libro como unidad de organización fue tan importante, sino más, que el poema individual. Y, tomando como punto de referencia a escritores un poco mayores (Lyn Hejinian, Carla Harryman, Erica Hunt y C.D. Wright), su interés por la oración en prosa no siempre condujo al poema en prosa o sólo al poema en prosa. Los versos comenzaron a confundirse de tal manera como no se había visto en mucho tiempo. Rápidamente, esta nueva generación hizo del mundo de la poesía algo sin precedentes. No es que se trata de que no hubiesen existido proyectos de poemas contenidos absolutamente independientes ––Tender Buttons [Botones suaves] de Gertrude Stein, Kore in Hell: Improvisations y Spring & All [Kora en el infierno: improvisaciones y Primavera y todo] de William Carlos Williams, Cane [Bastón] de Jean Toomer, y la mayoría de los libros de Jack Spicer comenzando con After Lorca [Después de Lorca]–– pero estos antecedentes fueron tan escasos que me resulta posible enumerarlos aquí sin dificultad. La mayoría de los grandes proyectos de generaciones anteriores ha adquirido la forma de una épica moderna o postmoderna, decididamente una configuración masculina, al menos hasta el advenimiento de Beverly Dahlen y de Rachel Blau DuPlessis.

Una de las articulaciones más claras de esta nueva poética puede encontrarse en el volumen Writing from the New Coast:

Technique [Escribir desde la costa nueva: técnica] de la revista o•blëk, el cual incluye una conferencia que tuvo lugar en Búfalo, en 1993:

La fragmentación puede conducir a la condensación, un núcleo puede conducir a una reducción. Las formulas se mezclan con la teoría. La ecuación se convierte en una forma. Al darse tanta dependencia del estado económico, los límites entre lo práctico y lo expresivo desaparecen. No somos a menudo lo que somos por elección. La necesidad de hacer muchas cosas a la vez trae consigo caos y superposición. Repetición y cautela. Apropiación. Lo que ha llegado a ser interno se vuelve muy escondido. Ambición cerrada. O un sentido de fragmentación interna que se proyecta de nuevo hacia la comunidad. O el sonido de todo esto devenido música.

En tanto que poética (para no decir historia profética de los siguientes 24 años), esto se sostiene sumamente bien. La autora, Laynie Browne, tenía sólo 26 años en esa época. Ahora, a los 50, es autora de al menos 20 volúmenes de poesía, tres novelas, y coeditora de una importante antología de poesía conceptual. Dicta clases en Swarthmore College y Pennsylvania University, tras haber enseñado en Washington University, Arizona University, así como en Mills College. Recibió la Pew Fellowship en las artes, y el premio Gertrude Stein en dos portunidades.

Aunque se focaliza principalmente en el trabajo de los últimos diez años, Amuletos reúne poemas de toda la carrera de Browne, suficientes como para que observemos los temas a los cuales la autora vuelve una y otra vez: pérdida y peligro, si bien es cierto que a menudo hilvanados con un sentido del humor realmente brillante:

Soy un conejito en traje humano

así la gente

no intenta comerme

cuando voy de compras

que la pregunta acerca del trabajo de Kenneth Goldsmith (Is he serious?) [¿Es serio?] que la gente con frecuencia se formula, podría plantearse aquí también, pero con un efecto muy diferente. Browne habitualmente parece decidida a reírse hasta que llegue el apocalipsis, sin pestañear siquiera un instante ante el reconocimiento de lo que verdaderamente significa. En este sentido, ella está mucho más cerca como poeta, en rigor, como filosofa, de Charles Bernstein, aquel otro practicante de la Borscht Belt Comedy. 

Algunas partes de estos trabajos ––en general los poemas en prosa–– ponen mayor énfasis en el peligro, mientras que otros ––en general los poemas en verso–– destacan más la risa, pero la constante presencia entrelazada de ambos a lo largo del libro me llevan a querer enhebrar un oxímoron de elogios, una y otra vez. Críticamente es una tarea imposible, pero es menos evidente que debería serlo también en la vida: Tu placer está en elegir el punto de fuga, es una entre un gran número de alusiones que plantean aquí el problema de seguir adelante al mismo tiempo que el de proscribir la lógica del suicidio, tan cerca de la superficie. Si aquí no se escucha a Beckett –– Sigue, sigue adelante, llama ese seguir, llama ese adelante–– es sólo porque se ha olvidado que dos frases antes viene yo, digo yo.

(…)

Ron Silliman, 2018

Laynie Browne

Es poeta, narradora, profesora y editora. Es autora de trece colecciones de poemas y tres novelas. Sus obras más recientes incluyen el libro de poemas You Envelop Me (Omnidawn 2017), la novela Periodic Companions (Tinderbox 2018) y la ficción corta en dos ediciones, una en francés y otra en inglés en The Book of Moments (Presses universitaires de rouen et du havre, 2018). Ha ganado la beca Pew 2014, el National Poetry Series Award (2007) por su colección The Scented Fox, y el Contemporary Poetry Series Award (2005) por su colección Drawing of a Swan Before Memory. Su poesía ha sido traducida al francés, español, chino y catalán. Sus escritos han aparecido en muchas antologías, como The Norton Anthology of Post Modern Poetry (segunda edición de 2013), Ecopoetry: A Contemporary American Anthology (Trinity University Press, 2013), Bay Poetics (Faux Press, 2006) y The Reality Street Book of Sonnets. (Reality Street, 2008). Es profesora en la Universidad de Pennsylvania y en Swarthmore College.