cada verano el último verano

Denise Levertov

 

Buenos Aires - 2018

128 páginas, 20 x 14

ISBN: 978-987-3760-87-7

Selección y traducción

Alejandro  Crotto

Ezequiel  Zaidenwerg

La respiración

Absoluta
paciencia:
los árboles erguidos,
sus rodillas hundidas en la
niebla. La niebla
lentamente
sube por la colina.
Pálidas
telarañas, el pasto
que ralea allí donde los ciervos
anduvieron en busca de manzanas.
En el bosque,
desde el arroyo hasta la cumbre
que se alza por encima
de la niebla, no se ve
un solo pájaro.
Tan absoluta es,
que no podría ser
más que la dicha, una respiración
que de tan sosegada no se escucha.

Denise Levertov: una introducción, por Alejandro Crotto y Ezequiel Zaidenwerg

Denise  Levertov  nació  en  1923  en  Ilford,  Essex,  Inglaterra,  hija  de  Paul  Philip  Levertoff,  un  judío  ruso  convertido  al  cristianismo  que  era  pastor  anglicano,  y  de  Beatrice  Spooner–Jones,  oriunda  de  Gales.

Fue  una  poeta  precoz:  a  los  cinco  años,  declaró  que  sería  escritora;  a  los  doce  le  envió  sus  poemas  a  T.  S.  Eliot,  quien  le  escribió  en  respuesta  una  carta  de  aliento;  a  los  diecisiete  publicó  su  primer  poema  en  una  revista. 

Durante  la  Segunda  Guerra  Mundial,  trabajó  como  enfermera  en  Londres.  En  1947  se  casó  con  el  escritor  estadounidense  Mitchell  Goodman.  Al  año  siguiente,  Goodman  y  Levertov  se  mudaron  a  Nueva York,  donde  tuvieron  un  hijo,  Nikolai;  el  matrimonio  duró  hasta  1974.  A  su  llegada  a  los  Estados  Unidos,  Levertov  se  vinculó  con  los  poetas  Robert  Creeley  y  Kenneth  Rexroth,  y  publicó  poemas  en  la  Black  Mountain  Review.    

En  1955  obtuvo la nacionalidad estadounidense.    Con  excepción  de  breves  estancias  en  Europa  y  México,  y  de  los  frecuentes  viajes  que realizó  en  calidad  de  escritora,  vivió  toda  su  vida  en  los  Estados  Unidos,  donde  trabajó  como  docente  en  diversas  universidades  y desempeñó tareas  editoriales.  A  lo  largo  de  su  larga  y  prolífica  carrera literaria,  publicó  más  de  veinte  libros,  principalmente  de  poesía,  aunque  también  incursionó  en  el ensayo.  Recibió  numerosos  premios  y  distinciones,  tanto  por  su  obra  literaria  como  por  su  compromiso  social  y  político.  Murió  en  1997.

Esta  antología  recorre  todo  el  arco  –cronológico  y  temático–  de  la poesía  de  Levertov.  Comienza  con  un  poema  de  1940  y  finaliza  con dos  de  This  Great  Unknowing,  el  libro  en  que  estaba  trabajando  al momento  de  su  muerte. En  cuanto  a  sus  temas,  la  poesía  de  Levertov  es  de  raigambre  objetivista.  Es  claro  que  su  principal  influencia  –y  así  lo  afirmó  ella  misma–  fue  William  Carlos  Williams.  Al  respecto,  cabe  señalar  que,  mientras  que  para  Williams  el  acontecimiento  es  en    una  instancia  de  trascendencia  (“no  ideas  but  in  things”),  en  Levertov  la  mirada  objetivista  presenta  una  realidad  que  se  ofrece  como  símbolo  de  un  orden  superior,  sagrado.

Otra  de  las  líneas  temáticas  fundamentales  está  conformada  por  los poemas  explícitamente  religiosos;  entre  ellos  dos  de  sus  mejores 

poemas:  “Contrabando”  y  “Misa  para  el  día  de  Santo  Tomás  Apóstol”.   El  amor,  en  sus  diversas  manifestaciones,  con  sus  alegrías 

desventuras,  tiene  una  fuerte  presencia  a  lo  largo  de  toda  la  obra  de Denise  Levertov.    Así,  encontramos  poemas  a  sus  parejas,  a  su  hijo, 

su  hermana,  a  su  madre  e  incluso  a  sus  maestros  literarios.

Otra  faceta  de  su  escritura,  que  contribuyó  a  cimentar  su  fama,  es  la de  los  poemas  de  compromiso  social,  en  particular  los  antibelicistas.

Finalmente,  encontramos  una  vertiente  hispanista,  que  tal  vez  resulte la  menos  atractiva.  Se  incluye  un  único  ejemplo.

Acompaña  a  esta  antología  la  traducción  de  su  ensayo  más  conocido:  “Algunas  notas  sobre  la  forma  orgánica”.

Denise  Levertov

Nació  en  1923  en  Ilford,  Essex,  Inglaterra.  Fue  una  poeta  precoz:  a  los  cinco  años, declaró  que  sería  escritora;  a  los  doce  le  envió  sus  poemas  a  T.  S.  Eliot,  quien  le escribió  en  respuesta  una  carta  de  aliento;  a  los  diecisiete  publicó  su  primer  poema  en  una  revista. Desde  su  llegada  en  1948  a  los  Estados  Unidos,  Levertov  se  vinculó  con  los  poetas  Robert  Creeley  y  Kenneth  Rexroth,  y  publicó  poemas  en  la  Black  Mountain  Review.  A  lo  largo  de  su  larga  y  prolífica  carrera  literaria,  publicó  más  de  veinte  libros,  principalmente  de  poesía,  aunque  también  incursionó  en  el  ensayo.  Recibió  numerosos  premios  y  distinciones,  tanto  por  su  obra  literaria  como  por  su  compromiso  social  y  político.  Murió  en  1997.