Severo Sarduy

Nació en Camagüey (Cuba) en 1937,  y murió en París en 1993. Fue un narrador, poeta, periodista, crítico de literatura y arte, considerado uno de los representantes más brillantes del neobarroco latinoamericano. En 1958, con el triunfo de la Revolución colaboró en Diario libre y Lunes de revolución; en 196o viajó a París para realizar estudios de Historia del arte. Nunca más regresó a Cuba. Estuvo vinculado al círculo de pensadores y escritores que hicieron la revista Tel Quel y trabajó como lector en Editions du Seuil, y como redactor en la Radiotelevision francesa. Entre sus novelas, se destacan: Cobra (1972, Premio Médicis), Colibrí (1984), Cocuyo (1990), Pájaros de la playa (1993, póstuma); entre sus libros de poemas: Mood Indigo (1970); Big Bang (1974); Daiquiri (1980); Un testigo fugaz y disfrazado (1985); Un testigo perenne y dilatado (1993). Entre sus ensayos, Barroco (1974), La simulación (1982),  Nueva inestibilidad (1987).

Títulos publicados