Adagia

Wallace Stevens

 

Buenos Aires - 2014

108 páginas / 14 x 20

traducción de Patricio Grinberg

ISBN 978-987-3760-04-4

 

11

Los autores son actores, los libros son teatros.


79

La creencia final es creer en una ficción que se sabe ficción, donde no hay nada más. La verdad exquisita es saber que es una ficción y creer en ella decididamente.

 

122

Quizá haya un grado de percepción donde lo que es real y lo que es imaginado sean lo mismo: un estado clarividente de
observación, accesible o posiblemente accesible para el poeta, o, digamos, para el más agudo de los poetas.

140

La lengua es un ojo.

286

Algunos objetos son menos susceptibles a la metáfora que otros. El mundo entero es menos susceptible a la metáfora que
una taza de té.

 

Adagia / Fragmentos, en Otro Páramo

Wallace Stevens: Adagia

 Wallace Stevens (Reading, 1879-Hartford, 1955), fue un poeta estadounidense, adscrito a la corriente vanguardista (modernismo anglosajón). Publicó sus primeros poemas en 1914 y su primer poemario en 1923 (Harmonium). Sus títulos más representativos son: Ideas de orden (1936), El hombre de la guitarra azul (1937), Partes de un mundo (1942), Las auroras del otoño (1950) y Opus posthumous (1957). Es autor también de un importante volumen de ensayos (El ángel necesario, 1951).  En 1955 obtuvo el Premio Pulitzer de Literatura. A continuación presentamos la traducción que Patricio Grinberg hace de algunos pasajes de Adagia, libro de aforismos sobre la poesía.

 

7

Dar un sentido de la originalidad o intensidad de la vida es un
objetivo válido para la poesía. Un objetivo didáctico se justifica en la
mente del maestro, un objetivo filosófico se justifica en la mente del
filósofo. No es que un objetivo sea más justificable que otro, sino
que algunos objetivos son puros y otros impuros. Busca aquellos
objetivos que sean puramente los objetivos del poeta puro.

***

7

To give a sense of the freshness or vividness of life is a valid
purpose for poetry. A didactic purpose justifies itself in the mind
of the teacher; a philosophical purpose justifies itself in the mind
of the philosopher. It is not that one purpose is as justifiable as
another but that some purposes are pure others impure. Seek
those purposes that are purely the purposes of the pure poet.

 

17

La literatura es la mejor parte de la vida. Parece absolutamente
necesario agregar, siempre y cuando la vida sea la mejor parte
de la literatura.

***

17

Literature is the better part of life. To this it seems inevitably
necessary to add, provided life is the better part of literature.

 

 

28

El vínculo entre el arte y la vida es prioritario sobre todo en una
época de escepticismo ya que, perdida la creencia en dios, la
mente se vuelve sobre sus propias creaciones y las examina, no
sólo desde un punto de vista estético, sino por lo que revelan,
por lo que validan e invalidan, por el apoyo que dan.

***

28

The relation of art to life is of the first importance especially in a
sceptical age since, in the absence of a belief in God, the mind
turns to its own creations and examines them, not alone from
the aesthetic point of view, but for what they reveal, for what
they validate and invalidate, for the support that they give.
Logo transparente

Noticia biográfica

Patricio Grinberg (Buenos Aires, 1970). Ha publicado La Jabalina (2002), Manila (trilogía compuesta por Fedra, Huye y Drop) (2010) y VHS (2012). Ha traducido obras de Wallace Stevens, John Cage, Emmanuel Hocquard, Rae Armantrout, entre otros. Es uno de los directores de la editorial de poesía Zindo & Gafuri. Parte de su trabajo como editor, traductor y poeta puede verse en: www.zindoygafuri.blogspot.com

Sobre Adagia, Fernando Molle

PARTES DEL TODO (fragmento)

Wallace Stevens fue un poeta pensador, cuya obra es una vaivén entre los polos de la imaginación y la realidad. Su libro póstumo Adagia es un clásico secreto del siglo XX. Publicado en 1957, dos años después de la muerte del gran poeta norteamericano, reúne fragmentos y aforismos sobre la creación poética, cuyo modelo estilístico son los proverbios de Erasmo (la atenta traducción es del poeta Patricio Grinberg). Si algunas de las definiciones punzantes de Adagia han pasado al acervo de la poética moderna (“La lengua es un ojo”, “Un cambio de estilo es un cambio de tema”), es porque Stevens, como quería Baudelaire, alcanza una de las prerrogativas del genio: crear el lugar común. No pocos fragmentos se centran en una de la obsesiones de Stevens: el arte como sucedáneo de la experiencia religiosa, luego de la “muerte de Dios”. Stevens reflexiona casi siempre sobre “la poesía” o “el arte” en general, no sobre escritores o libros puntuales. Esto podría dificultarle la angulación del juicio, acercarlo a la arbitrareidad generalista. Pero Stevens nunca es gratuito: da en el clavo una y otra vez con una pasmosa naturalidad.

Fernando Molle

Review. Revista de libros N° 9. Septiembre – Octubre 2016

Wallace Stevens

Fue un poeta estadounidense nacido en Reading (Pensilvania) en 1879, y fallecido en Hartford (Connecticut) en 1955, el mismo año en que le fue otorgado el Premio Pulitzer de Literatura. Durante toda su vida trabajó como abogado de compañías de seguros, y su obra comenzó a difundirse luego de que el poeta cumpliera los 50 años. Desde entonces y hasta la actualidad, críticos y poetas no han dejado de reconocer el inmenso talento de Stevens. Entre sus libros de poemas se destacan: Harmonium (1923), Ideas of Order  (1936),The Man with the Blue Guitar (1937), Transport to Summer (1947), The Auroras of Autumn (1950); y entre sus obras en prosa, The Necessary Angel (1951); Sur plusieurs beaux sujects (1989).